Tres razones para que Peñalosa derogue decreto de Los Olivos

 

Hosman Martínez Los Olivos

Metrovivienda ofrece a residentes de Los Olivos un proyecto que no cuenta con licencia de construcción. En la actualidad la zona permite máximo la construcción de 3 pisos, aunque el proyecto plantea edificios residenciales de 12 pisos. Además, el concejal Hosman Martínez, solicitó a través de una carta al alcalde electo Enrique Peñalosa que se derogue el Decreto 274 de 2014.

En primer lugar; la normatividad distrital actual impide la construcción de viviendas a una altura mayor a 5 pisos puesto que el barrio es entendido en desarrollo según las disposiciones del decreto 190 de 2014. En segundo lugar, el proyecto no cuenta con estudios y diseños definitivos, y para finalizar; la licencia de construcción debe ser solicitada por los titulares de los predios y el Distrito no es titular de la totalidad de éstos.

Para iniciar la construcción de este proyecto, el Distrito debe ser propietario de todos la los predios, situación que se ha visto obstaculizada porque 23 propietarios se han reusado a vender, al no estar de acuerdo con este proyecto que ha sido impositivo y no de mutuo acuerdo entre residentes y el Distrito.

Además, la licencia de construcción debe ser solicitada por los propietarios, y aunque éstos quisieran contar con ésta, sería negada a causa de prescindir de estudios y diseños. Entonces: ¿Sin ninguna planeación y de manera improvisada, el Distrito busca expropiar a un barrio entero, pese a que todos no apoyan su propuesta?

Con un “Acuerdo de Participación”, la entidad engaña a habitantes para que firmen este documento que en realidad es un contrato; el cual permitiría al Distrito expropiarlos. “No les importa engañar o jugar con los sueños de familias, que solo quieren un futuro mejor y poder decidir qué hacer con sus predios”, afirmó el concejal Hosman Martínez.

¿Dónde vivirán durante la construcción del proyecto?

La construcción tardaría dos años, tiempo durante el cual los habitantes deberán buscar un lugar alterno para vivir. Aunque lo ideal sería en la misma zona de Chapinero para que estas familias continúen con su vida normal, sin tener que trasladar a sus hijos de colegios y los desplazamientos no se extiendan.

Sin embargo, el Distrito pretende entregar a los propietarios 9 millones para que paguen arriendo durante dos años, es decir, 408 mil pesos por mes, y que a su vez arrendadores permitan que hasta cinco núcleos familiares convivan en una misma residencia. En la actualidad, en Los Olivos hasta 4 o 5 familias viven en una misma casa.

Chapinero, es una de las zonas mejor avaluadas en Bogotá. Los barrios San Luis y La Esperanza, cuentan con características similares al barrio Los Olivos; allí el metro cuadrado cuesta $1.500.000. Partiendo de estos valores, es casi imposibles que estas familias arrienden una vivienda en la misma zona, mientras se desarrolla el proyecto.

En consecuencia, el concejal Hosman Martínez solicitó al alcalde electo que se derogue el Decreto, y de querer continuar con un proyecto en la zona, que exista claridad y equidad por parte del Distrito.