Javier Molina, funcionario de la Secretaría Distrital de Integración Social y líder social del ´Bronx´, un mes antes de su asesinato alertó a la entidad distrital acerca de las amenazas de las que era víctima, información que quedó registrada en un acta oficial el día 26 de agosto de 2013, un mes después fue asesinado.

Hosman_Martinez-_Javier_Molina_350Esta acta hasta el momento fue ocultada por Integración Social y es la muerte anunciada de Molina, también contiene pistas de los responsables del asesinato del funcionario y el peligro al que estaban expuestos facilitadores del proyecto 743 de 2012 al deber realizar tareas que no correspondían. (Ver: Aparece acta donde el líder del Bronx denunciaba amenazas)

El 26 de agosto de 2013 , Javier Molina expreso: “Inconvenientes con el che caleño, agrede dentro del hogar a los facilitadores, igualmente reporta que fue amenazado con arma blanca. El señor che siempre anda armado. Solución: Realizar una acción penal contra estos che. Propuesta: Dos bachilleres a fuera de los hogares de paso”. Documento que no fue entregado a la Policía para mitigar el riesgo de él y sus compañeros y que desencadenó en el asesinato de Molina un mes después, el 29 de septiembre de 2013.

La misionalidad de los facilitadores de Integración Social del proyecto 743 busca generar capacidades para el desarrollo de personas en prostitución o habitantes de calle, es netamente de carácter humanitario y social. No es competencia de los funcionarios intervenir el microtráfico delBronx; labor que los expone a la muerte y que con tristeza hoy ha cobrado la vida de un gran líder como lo fue y seguirá siendo Molina, aseguró el concejal Hosman Martínez.

En  respuesta al documento revelado por el concejal de la Alianza Verde, la entidad se pronunció a través de un comunicado de prensa, afirmando: “Desde el momento mismo en que se tuvo noticias de amenazas contra la integridad de las personas vinculadas a la Secretaría Distrital de Integración Social, en razón de su labor de prestación de servicios sociales para ciudadanos y ciudadanas habitantes de calle, se puso en conocimiento del Consejo de Seguridad del Distrito Capital, a través de la Secretaría Distrital de Gobierno, en el cual se analizaron los hechos y se definieron estrategias de protección para los funcionarios”.

Es evidente que el asesinato de Javier pudo evitarse, el silencio y ocultar situaciones peligrosas para evitar que sean de conocimiento público sólo dejan perdidas insuperables, por lo anterior, el cabildante solicitó al Secretario de Integración Social, Jorge Rojas, brindar mayores garantías a todos las personas que día a día se esfuerzan por ayudar a una población tan olvidada como los habitantes de calle, a su vez, mayor acompañamiento de la Policía a los profesionales para que continúen llevando a cabo su labor social y así evitar que el proceso y logros obtenidos desaparezcan.

El asesinato de Javier no puede quedar en la impunidad y los responsables deben comparecer ante la justicia. Quienes mataron a Javier demuestran que son enemigos de la reivindicación de los derechos de las personas.

El trabajo que ha realizado la administración en el Bronx ha sido importante y significativo; pero los profesionales deben contar con todas las medidas de seguridad necesarias para evitar que cobre la vida de más personas y así avanzar en la construcción de una ciudad equitativa, con oportunidades para todos los grupos poblaciones de la capital.

⚠ Denuncia aquí