El Jardín Infantil Versalles que opera en la localidad de Fontibón, dejará de brindar atención a más de 90 niños y niñas entre dos y tres años por directriz de la Secretaría. Así mismo, padres de familia están siendo presionados para que autoricen el traslado de sus hijos a otros jardines, esto implica que niños y niñas perderán aproximadamente dos horas de aprendizaje diarias y la distancia entre el jardín y sus hogares será de 30 minutos.

La entidad había desmentido el cierre de jardines infantiles y en comunicado de prensa enviado el día 19 de Junio del presente año afirmó: “La Secretaría de Integración Social tiene conocimiento que viene circulando información sobre el posible cierre de jardines cofinanciados… Esta información es falsa, por el contrario, para la ejecución del 2014, 74 de estos nuevos convenios renuevan su compromiso de atención”

A pesar de la negativa de la SDIS, queda demostrado que el cierre de jardines infantiles cofinanciados que brindan atención a la primera infancia de escasos recursos es una realidad y la cobertura no está siendo ampliada. En Bogotá había 114 jardines cofinanciados, de forma progresiva han sido cerrados 30.

El inconformismo y preocupación por parte de los padres de familia frente al futuro de sus hijos es evidente. Blanca Rodríguez, madre de dos niños que reciben atención en el jardín Versalles, asegura: “Es una decisión arbitraria por parte de la Secretaría porque nunca fuimos consultados y tan solo un día antes nos informaron”. En localidades como Bosa, Kennedy y ahora Fontibón ya han sido clausurados algunos jardines cofinanciados sin justa causa. Aunque la Secretaría afirma que los niños serán reubicados, es evidente el malestar generado entre los padres de familia.

El concejal Hosman Martínez advierte que el cierre progresivo de jardines infantiles es una situación similar a la de los Comedores Comunitarios, cuando el Distrito negó el cierre y finalmente fueron clausurados 173. Además el cabildante agrega que: “Jardines infantiles deben estar al servicio de la primera infancia y ubicados en zonas que garanticen la accesibilidad a los padres de familia. Nuestros niños y niñas no son objetos para que sean víctimas de constantes traslados, esto afecta su desarrollo y aprendizaje desde temprana edad. Exijo a Integración Social que no mienta, hable con la verdad y garantice la continuidad de estos jardines cofinanciados”

El Alcalde Gustavo Petro en el Plan de Desarrollo se comprometió a la apertura de 592 jardines, a la fecha tan sólo cuatro han sido creados en predios propios, 40 en casas arrendadas y seis son cofinanciados. A esto se suma el cierre progresivo de jardines cofinanciados por parte de la Secretaría, decisión que no permite ampliar la cobertura de atención a la primera infancia.

 

⚠ Denuncia aquí