Concejal Hosman Martínez solicita a mesa directiva del Concejo de Bogotá dar trámite a moción de censura en contra de la Secretaria de Integración Social de Bogotá, Teresa Muñoz Lópera. Moción que obedece a la mala ejecución del presupuesto en pro de la población vulnerable e irregularidades contractuales al interior de la Secretaría.

La Secretaría de Integración Social del Distrito en continuas oportunidades ha sido citada a debates de control político por el concejal Martínez. El cabildante ha solicitado públicamente la moción de censura contra la doctora Teresa Muñoz por el mal manejo y atención a la primera infancia. (Ver: Piden moción de censura para Secretaria de Integración Social)

Mocin de censura a Teresa Muoz SDIS- 200

“La Secretaría de Integración Social del Distrito atraviesa una crisis interna que se ve reflejada en las políticas que implementa en la comunidad. La población más vulnerable de Bogotá está expuesta a la mala administración; son los niños, niñas y adultos mayores los que hoy no reciben seguridad alimentaria. En cambio, los grandes monopolios se benefician contractualmente pero generan hambre en los más pobres”. Asegura el concejal Hosman Martínez.

Los argumentos para promover la expulsión del cargo de la secretaria de Integración Social del Distrito son suficientes, estos se han visto reflejados en los 18 meses de administración, tiempo para acabar con la política social de seguridad alimentaria exitosa que venía de administraciones anteriores.

Bogotá cuenta con cerca de 710 mil niños y niñas, hoy la Secretaría Distrital de Integración Social deja de atender cerca de 334 mil. El cabildante ha sido enfático de la negligente atención a la primera infancia por parte del Distrito. Las razones para promover dicha moción se basan en los pobres resultados de la Secretaría Distrital de Integración Social, los cuales han sido evidenciados en los siguientes hechos.

1. El cierre de 173 comedores de los Fondos de Desarrollo Local – FDL, vulneró el derecho a la seguridad alimentaria a casi 43 mil personas, de las cuales el 79% corresponde a menores de 0 a 17 años, a su vez generó 3 mil nuevos desempleados. También el retraso de hasta 2 meses en la entrega de canasta alimentaria.

2. A estas desacertadas decisiones se suma el cierre de 33 casas vecinales y jardines infantiles. El Plan Distrital de Desarrollo, pretende realizar la construcción de 595 jardines infantiles y la adecuación y dotación de otros 241, sin que a la fecha se haya puesto el primer ladrillo de algún jardín.

3. Además denunció que la Cooperativa Multiactiva Surcolombiana de Inversiones ejecuta dos de los contratos de mayor presupuesto de la Secretaría Distrital de Integración Social por el monto de 25.970 millones de pesos. Empresa que había sido denunciada por “corrupción” en el informe de contratación en Bogotá durante el 2010 por el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro. A lo anterior, se suma la contratación con elConsorcio Alimentando Capacidades 2013, el cual no ha cumplido con la entrega de comidas en cantidades y calidades necesarias.

4. La población en condición de discapacidad también se vio afectada con las malas decisiones a pesar de existir un presupuesto estipulado, durante más de 10 meses el Centro Crecer de Engativá para niños en condición de discapacidad no prestó atención por falta de un predio, ocasionando el traslado de los niños a Fontibón, lugar donde se generó hacinamiento, reducción de 11 a 2 profesionales, 572 horas de aprendizaje perdidas y la totalidad del presupuesto no invertido.

5. La última revelación corresponde a la falta de interventoría del proyecto 730, la Universidad Nacional hasta el 15 de julio del presente año fue la encargada de vigilar y controlar de forma especializada, técnica, administrativa y financieramente los contratos y convenios suscritos a la Secretaría. Hoy, los recursos de seguridad alimentaria de (138 comedores comunitarios, bonos y canastas) no cuentan con un control para evitar la malversación de recursos.

6. “270.400 millones es el presupuesto asignado a la SDIS para el año 2013, según el Plan Operativo de Inversiones, registrado en el proyecto 730 “Alimentando Capacidades”. Dinero suficiente para generar una buena política de seguridad alimentaria en Bogotá. La capital necesita una persona comprometida con la ciudad y el bienestar de los más vulnerables”. Agrega Martínez

“>

El cabildante hace un llamado a los concejales del Distrito para que la moción de censura surta trámite, buscando garantizar la integridad y seguridad alimentaria de miles de bogotanos, en especial niños y niñas de la clase social menos favorecida de Bogotá. Conozca el decálogo creado por Martínez para lograr que la moción de censura sea una realidad.

⚠ Denuncia aquí